PixelG

Internet

China da un paso importante para convertirse en un país verde, utilizará 16,359 autobuses eléctricos

La ciudad de Shenzhen, China se prepara para otro gran proyecto y es que para el 1018 iniciaran la sustitución de 16,359 autobuses de transporte público que utilizan diesel como combustible por autobuses eléctricos.





Bajo una nueva ley aprobada este 2017, busca que a partir del 2018 todos los autobuses que presten el servicio de transporte para pasajeros dentro de la ciudad de Shenzhen deberán ser eléctricos, por los que queda prohibido usar autobuses de combustión interna.

El servicio público en la ciudad estará disponible a partir del 1 de enero de 2018. Con esto, Shenzhen espera reducir sus emisiones contaminantes en hasta 1,35 millones de toneladas de CO2 al año.

En este proyecto se contemplaron:

  • 510 nuevas estaciones de carga y mantenimiento.
  • 8.000 postes de recarga a lo largo de la ciudad.
  • Un gasto de 490 millones de dólares, los cuales se obtuvieron por parte de los subsidios del gobierno y las empresas responsables del montaje de la infraestructura eléctrica y la fabricación de autobuses.