PixelG

Seguridad

Ahora puedes troyanizar tu Android App con pocos clic y por solo $300

En el mundo moderno de la informática donde una idea materializada en un componente informático que une personas hace millones de dólares como Facebook, u otra que busca información en la red hace otros muchos cientos de millones como Google, pareciera que si se siguen ciertos parámetros y como mínimo identificar una necesidad de masas y darle una solución es el camino al estrellato, pero muy muy difícil camino a decir verdad.

Si quieres un camino corto, porque no desarrollar una App que resuelva una necesidad y la troyanizas? (equis de), luego de la alteración, una aplicación modificada podria robar información como historial del navegador, robar usuarios y contraseñas, enviar SMS, grabar llamadas, entre otros. Bien, si este es tu caso, y quieres seguir el lado obscuro de la fuerza, Dendroid es la respuesta a tus plegarias, pues ahora se puede comprar una herramienta en línea que convierte las Apps tradicionales para Android en malware en tan solo unos sencillos pasos.

dendroid2

Dendroid cuesta $300 dólares y viene con soporte 24/7. Naturalmente los desarrolladores aceptan Bitcoin.

Descubierto primeramente por la firma de investigación de seguridad Symantec, Dendroid es una herramienta de acceso remoto (RAT) que “Troyaniza” aplicaciones legitimas insertando su código malicioso en el archivo del paquete de aplicación o APK. Dendroid, cuyo nombre significa “En forma de Árbol” o “Ramificación”, se puede comprar en los mercados en línea clandestinos o mercado negro online.

Luego de fabricar el App en modo troyano, se puede colgar la aplicación como es usual en el mercado de aplicaciones Android y cualquier persona descarga la App y será infectado, sin embargo, el malware no puede infectar a aplicaciones que ya se han instalado en el teléfono.

En síntesis y finalizando, el crimen en Internet, como es el ejemplo de Dendroid, va encontrando puertas para comercializar sistemas automatizados como estos, donde las aplicaciones Dendroificadas pueden hacer casi cualquier cosa que alguien que desee participar en el ramo de la ciberdelincuencia: Eliminar registros de llamadas del teléfono infectado, hacer en secreto llamadas desde el teléfono infectado, abrir páginas Web, enviar o interceptar mensajes de texto y mucho más. El malware incluso puede acceder al micrófono del teléfono y la cámara para grabar en silencio llamadas y tomar videos y fotos. Los usuarios pueden controlar todas estas funciones a través de un servidor de control de comandos, lo que parece estar incluido en el precio de los $300 USD.